Editorial

“Fuego amigo” oficialista y frente opositor “anti mufa”

La interna en el oficialismo mendocino sigue tomando mayor temperatura, en sintonía con una nueva ola de calor en el país. A pesar de la decisión del PRO de habilitar al partido para que en los municipios que adelantaron sus elecciones, se mantengan dentro del frente Cambia Mendoza o no, la tensión no cesa.

Dos de los principales referentes, el diputado nacional Omar De Marchi y el intendente de Luján, Sebastián Bragagnolo, minimizaron las críticas que hizo el actual senador nacional y precandidato a Gobernador, Alfredo Cornejo, quien cuestionó la habilitación a dos “demarchistas” a firmar las alianzas.

Dijeron que “hay mala intención”, en tanto desde el PRO “rupturista” esperan a su referente nacional, Horacio Rodríguez Larreta, lanzado también como precandidato presidencial. El sector del PRO que responde a De Marchi amenaza con salirse de Cambia Mendoza, por lo que podría llegar a conformar otras alianzas. Podría ser con Unión Popular, liderado por Jorge Difonso, que se salió del frente que gobierna Mendoza, o podría ser también con el centenario partido Demócrata (filas de las que salió el propio De Marchi).

Y en la última asamblea, el PRO decidió habilitar al presidente del partido, Álvaro Martínez y a Bragagnolo a ser quienes firmen las próximas alianzas. Esto fue criticado por Alfredo Cornejo al calificarlo de “inédito”. “Van a integrar Cambia Mendoza en San Rafael, La Paz, Santa Rosa, Lavalle, Maipú, Tunuyán y San Carlos, lo cual celebramos y está muy bien. Pero han dejado una incertidumbre sobre el frente provincial. “Han facultado a dos personas, una cosa inédita para resolver en qué frente participar: si en cambia Mendoza en las provinciales, o en otro frente, conformando uno nuevo o ir con otros partidos”, cuestionó Cornejo.

De Marchi y Bragagnolo respondieron que “son otros los que apuraron los tiempos electorales innecesariamente, hoy tendríamos que estar hablando de otras cosas.  Nos metieron inoportunamente en temas que no queríamos”, aseguró De Marchi.

A la crítica de Cornejo, le respondió que “los partidos habilitan a distintas personas a firmar. Quienes calificaron de inédito, no conocen la reglamentación electoral o hay mala intención”, expresó el diputado nacional.

Mientras tanto, en la vereda contraria, el peronismo mendocino definió como pasarán a llamarse tras dejar el nombre de “Frente de Todos”. Los justicialistas y kirchneristas eligieron retomar un nombre que ya habían utilizado en elecciones anteriores y en los distintos departamentos mostraron estar de acuerdo.

Para que la pertenencia al frente nacional con Alberto Fernández y Cristina Fernández “a la cabeza”, no les quite chances de volver a ganar la gobernación de Mendoza, decidieron sacarse la camiseta con el nombre del Frente de Todos y pasar a llamarse tras vez “Frente Elegí”, como fue en el 2019.

La presidenta del PJ Mendocino, Flor Destéfanis junto a la mesa ejecutiva y autoridades de los partidos firmantes celebraron la convocatoria y unidad con la que se logró el frente que participará en los siente municipios que tendrán elecciones el 30 de abril. Ahora en Mendoza, el frente que lidera el PJ, decide volver a cambiar su nombre, pero no sabemos si eso es suficiente para espantar la mufa que puede implicar las imágenes devaluadas de Alberto Fernández y Cristina, para las aspiraciones legítimas de sus seguidores mendocinos, que dejan de lado el “de todos” por “elegí”.

About Author

También puede gustarte...